Los grupos del Plan Diocesano de Evangelización han trabajado a lo largo del curso 2015-2016 con el claro objetivo de promover laconversión pastoral de la toda la diócesis de Madrid. Buscábamos dar respuesta a lo que el papa Francisco había planteado en su exhortación Evangelii gaudium 

 

En esta página os iremos comunicando aquellas iniciativas pastorales que se organicen en nuestra diócesis y que respondan a las propuestas que han hecho, hasta ahora, los grupos del PDE.

Gregorio

Gregorio

Videoclip - Vigilia de la Inmaculada 2022

Vigilia de la Inmaculada: llevemos el amor a la Virgen en las RRSS

VIGILIA DE LA INMACULADA 2022
¡Llevemos el amor a la Virgen por las RRSS!
Grábate, tú o junto con tu familia y/o amigos, respondiendo a una de estas preguntas.
La Inmaculada nunca falla, no le falles.
Duración: Máx. 1-2min
Preguntas:
- ¿Quién es la Virgen para mí?- ¿Qué ha hecho la Virgen en mi vida?- ¿Cómo he notado en mi vida que #LaInmaculadaNuncaFalla?- ¿Por qué es tan importante la Virgen en mi vida?- ¿........? Si se os ocurre otra pregunta que hacerse es bienvenida (siempre siguiendo la temática de la Virgen, La Inmaculada)
Formato: Vídeo en VERTICAL (Reel Instagram)
Enviar vídeo a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: https://instagram.com/vigiliadelainmaculada?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Carta Pastoral de D. Carlos Osoro: "A la misión: retornar a la alegría del Evangelio"

 

En el inicio del curso 2022-2023, el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, anima a releer la parábola del hijo pródigo o, como a él más le gusta decir, del padre misericordioso. Su carta pastoral para este 2022-2023, que lleva por título A la misión: retornar a la alegría del Evangelio y ya puede leerse en PDF, tiene mucho también de la exhortación del Papa Francisco Evangelii gaudium; como expresa en la introducción, «se trata de que todos entremos con palabras, obras y gestos en la vida de quienes tenemos que evangelizar».

D. Carlos Osoro completa así una terna nacida en la pandemia con una carta inicial, la del curso 2020-2021, titulada «Quiero entrar en tu casa». En ella animaba a la Iglesia a estar, como hizo Jesús con Zaqueo, a «acompañar en la vida cotidiana de la gente». En esa cercanía, el cristiano descubre la sed de Dios que hay en el hombre, y a su vez la sed que Dios tiene de cada uno. Esa fue la propuesta del curso pasado, con la carta «Dame de beber» en la que, como Jesús a la samaritana, el purpurado animaba a la diócesis a presentar al mundo el «don de Dios».

En el texto de este año, del que también se van a distribuir 20.000 ejemplares en papel, el arzobispo lanza un desafío misionero para encender el corazón de los que caminan en la fe: llegar a los bautizados que, como el hijo pequeño de la parábola, se fueron de casa, se alejaron del amor de Dios, y buscar a quienes no conocen a Jesucristo o que siempre lo han rechazado. «Quizá no supimos hacer presente el tesoro», reflexiona, que no es otro que «Dios mismo que me regala su amor y su gracia».

El cardenal Osoro invita a reflexionar sobre cómo vive cada uno la vida y cómo se acerca y acompaña a los hombres distanciados de Dios y de la Iglesia en las circunstancias concretas de su vida. «¿Cómo hacer posible que todos entiendan que nadie queda excluido de la alegría regalada por el Señor?». Hay una respuesta: seguir el ejemplo del padre de la parábola, que dio libertad a sus hijos, pero se mantuvo muy cerca de ellos en vida y corazón. La Iglesia «no puede dejar a nadie de lado y tiene que acercarse a todos».

«El ser humano anhela respuestas»

El hijo pródigo cree que va a encontrar en otro lugar «posibilidades mejores», sin darse cuenta de que la oferta del padre «está llena de plenitud». En el mundo real, esto lleva a una profunda infelicidad, que se da en edades cada vez más tempranas. De ahí que el purpurado incida especialmente en los jóvenes, aquellos que quizá se han educado con padres no practicantes y «no han tenido oportunidad de conocer mínimamente a la Madre Iglesia». El gran desafío es acercarse a ellos y «hacerles llegar la misericordia, la bondad y la belleza de Dios».

Hacerlo, además, en un mundo en el que «el ser humano hambrea sentido y anhela respuestas con sabor a infinito para la contingencia, el mal, la injusticia y la muerte». Hay una gran búsqueda espiritual y muchas ofertas en torno a tanta «clientela», «algunas con intereses espurios». Todo esto manifiesta, en palabras del arzobispo, «la urgencia que tiene la Iglesia de asumir la prioridad del anuncio del Evangelio».

El hijo pródigo, por su parte, supo dónde estaba su casa; la distancia nunca es absoluta porque el vínculo de la filiación divina no se pierde jamás, afirma el cardenal Osoro. También se supo pecador, y en este sentido, propone invitar «a levantarse a cada cual de sus postraciones», poniendo medios para que «el regreso sea sanador y reconciliador» y lleve a una vida llena de esperanza.

 «No tengamos miedo»

«Nosotros, quienes anunciamos el Evangelio, podemos dar por supuesto todo, como el hermano mayor». El arzobispo pone el foco también en su carta en aquellos que viven su vida espiritual a medio gas, con mediocridad, «sin disfrutar intensamente de todo lo que Dios y la Iglesia nos ofrecen. Quienes «han perdido la capacidad para el asombro, la sorpresa y la gratitud». Como el hijo pequeño, el mayor también necesita el abrazo del padre. En el fondo los dos hijos de la parábola «no son tan diferentes el uno del otro». Uno se fue de casa; el otro, se resiste a entrar en ella.

«Los dos hermanos necesitan experimentar la alegría de estar en casa y disfrutar del padre». A ambos, el padre los quería sentar en el mismo banquete, una fiesta que expresa «la vida nueva en Cristo a la que somos convocados todos, con independencia de nuestra ubicación personal». Por eso, el cardenal Osoro concluye la carta con una invitación, que hace extensible a todos los creyentes y a las distintas realidades diocesanas: «No tengamos miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente, a todas las periferias existenciales».

 

Descargar carta pastoral

Vigilia de la Inmaculada 2022: "En camino con María, reina de la paz"

 

La diócesis de Madrid se prepara ya para celebrar, un año más, la tradicional Vigilia de la Inmaculada, en esta ocasión con el lema En camino con María, la reina de la paz. Será el día 7 de diciembre, a las 21:00 horas, en los tres templos que habitualmente acogen esta celebración:

  • Catedral de la Almudena (Bailén, 10). Presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.
  • Basílica de la Merced (Edgar Neville, 23). Presidida por el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, y coordinada por el instituto secular Stabat Mater.
  • Santuario de María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25). Presidida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid, y coordinada por el instituto secular Cruzados de María.

 Enlaces de interés:

  • Carta de D. Carlos Osoro para la Vigilia de la Inmaculada: descargar
  • Cuña publicitaria Vigilia de la Inmaculada: descargar
  • Spot promocional de la Vigilia de la Inmaculada: descargar

 

Más información:

 

Iniciativa: "Llevemos al amor a la Virgen en las RRSS"

 

Vídeo del Papa- Enero 2022. Discriminación y persecución religiosa

Vídeo resumen: Vigilia Inmaculada 2021

El arzobispo en la vigilia de la Inmaculada: «María nos invita a entregar esperanza»

La catedral de la Almudena ha acogido este martes, 7 de diciembre, la Gran Vigilia de la Inmaculada, presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro. Con el lema María, Madre de la Iglesia, únenos en la misión, la celebración ha congregado un buen número de fieles en torno a la Virgen con un llamado especial a la comunión y a la misión, ahora que acaba de arrancar en Madrid la fase diocesana del Sínodo de los Obispos.

Los actos han comenzado con el rezo del rosario en sus misterios gozosos, dirigido por Susana Arregui, la nueva directora del Secretariado de Apostolado Seglar y miembro de la comisión diocesana del Sínodo. El fiat de María, ha recordado Arregui al comienzo del primer misterio utilizando palabras del Papa Francisco, «no es simplemente un “suceda”», no es resignación, sino que «expresa un deseo vivo». «María nos invita a decir "sí" sin aplazarlo». A su vez, el Niño en el pesebre es «una guía para conducirnos en la vida». Como dice Francisco, «necesitamos dejarnos atravesar por su amor gratuito».

El pesebre de Belén «nos enseña que el alimento de la vida es dejarse amar por Dios y amar a los demás». Que como María y José, Simeón y Ana, ha añadido Arregui también con palabras del Santo Padre, «nos dejemos guiar por el Espíritu Santo» y «sepamos escucharnos los unos a los otros» en esta fase inicial del Sínodo. Por último, al igual que María y José buscaron angustiados a Jesús cuando se quedó en Jerusalén, «que tengamos siempre sed de su Palabra y de la Eucaristía, y que le busquemos incansablemente en todos los momentos de nuestra vida».

Vigilia Inmaculada 21 800x400 1

Estar en camino y vivir en el servicio

La vigilia ha continuado con la Eucaristía, concelebrada, entre otros, por los obispos auxiliares de Madrid monseñor Jesús Vidal y monseñor Santos Montoya. Durante la homilía, el arzobispo de Madrid ha subrayado que, en medio de las tribulaciones, violencias y sufrimientos, algunos de ellos evidenciados por el Papa en este último viaje apostólico a Chipre y Grecia, «María nos invita a que nosotros entreguemos esperanza».

Una esperanza que no es «un optimismo adolescente», sino «construir cada día con gestos concretos el reino del amor, la justicia y la fraternidad que inaugura Jesús gracias a esta Madre excepcional». Las palabras de María, el «he aquí la esclava del Señor», hicieron surgir «la esperanza verdadera, que es ternura» y también compasión, y que hace superar, ha insistido el cardenal Osoro, cerrazones y rigidices. «Desde María y con María, demos esta esperanza», esa que dio Ella «prestando la vida para mostrar el rostro de Dios».

A su vez, «en la escuela de María aprendemos a estar en camino» para llegar a tantas vidas «que quizá han perdido el horizonte». Un camino que se aprende a hacer en el barrio, en Madrid, no ofreciendo soluciones mágicas, «no a fuerza de promesas fantásticas», más bien se aprende «a nutrir el corazón con la riqueza […] de Dios mismo». También en esta escuela «aprendemos que la vida está marcada no por el protagonismo, sino por la capacidad de hacer que los demás sean protagonistas porque los amamos con el mismo amor de Dios». La Virgen «nos brinda coraje, nos enseña a hablar y sobre todo nos enseña a vivir» sin miedo a «la ternura, a la caricia».

Vigilia Inmaculada 21 800x400 13

María enseña también al hombre a servir, ha indicado el purpurado. Ella, que fue una mujer «que hizo el mayor servicio que se puede hacer: prestar la vida a Dios, para que Dios tomase rostro humano», y así conocerlo y ser discípulos suyos. María «es la que nos hace descubrir que Jesús, a sus hijos, nos ha elegido» no para cualquier cosa, sino «para ser santos, para amar, para entregar el amor de Dios».

Hoy la Inmaculada Concepción «se acerca a nuestra vida», ha abundado el arzobispo, y «nos enseña a decir a Dios “aquí estoy, Señor”», aun con debilidades y pecados. El cardenal Osoro ha concluido asegurando que, igual que el ángel le dijo a María que no temiera, así Jesús dice a los hombres: «No temáis, os he dejado a mi Madre».

 

XXXII Semana de Teología Pastoral

Del martes 25 al jueves 27 de enero de 2022.

"El desafío de la revolución digital en la Iglesia"

Descargar programa

Video del Papa diciembre 2021: Rezar por los catequistas

ADVIENTO y NAVIDAD - INFANCIA MISIONERA

Llega el  Adviento y la Navidad, un tiempo muy especial para la Infancia Misionera.

Os adjuntamos una carta de nuestro delegado de misiones que explica como podemos vivir este tiempo haciendo uso de los materiales propuestos por OMP. Queremos destacar que por segundo año, tenemos el Calendario de Adviento a la Misión, una herramienta que puede ayudar a vivirlo de forma misionera, con muchas sorpresas y actividades descárgalo aquí.

Si quieres recibir los materiales en tu parroquia o colegio rellena este Boletín de Pedido y envíalo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

JORNADA DIOCESANA DE SEMBRADORES DE ESTRELLAS

La Jornada Diocesana de SEMBRADORES de ESTRELLAS de este año será el sábado 18 de diciembre a las 10h, en la Pª María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25). Comenzaremos con la Eucaristía que será presidida por nuestro arzobispo, D. Carlos Osoro. A continuación tendremos el envío misionero de todos los niños que irán sembrando estrellas por nuestra ciudad, felicitando la Navidad en nombre de los misioneros.

Si deseas participar en esta celebración no olvides inscribirte rellenando la Hoja de Participación y envíala cuanto antes a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Página 1 de 27
Volver